www.som360.org/es

¿Cómo abordar las autolesiones en el aula?

Recomendaciones para acompañar y ayudar a un alumno que se autolesiona
Joaquim Puntí Vidal
Joaquim Puntí Vidal
Psicólogo clínico. Coordinador de la Cartera de Servicios de tratamiento psicológico Infantojuvenil y de Hospital de día de salud mental de adolescentes
Consorci Corporació Sanitaria Parc Taulí de Sabadell
Autolesiones en el aula

En los últimos años han aumentado de forma considerable las conductas autolesivas entre los jóvenes y adolescentes. Las autolesiones, que suelen iniciarse entre los 11 y 13 años, muchas veces están vinculadas a un problema de salud mental, pero cada vez se observan más autolesiones no suicidas en chicos y chicas sin ningún trastorno mental previo. 

A menudo, los adolescentes que se autolesionan tienen dificultades para gestionar emociones y sentimientos intensos, y utilizan esta conducta para escapar de ellas y reducir su malestar, aunque a medio y largo plazo conlleve consecuencias negativas. Para la prevención de este comportamiento, es clave poder ofrecer herramientas a los niños y adolescentes para que puedan gestionar las emociones y el malestar, desde el entorno familiar y educativo.

La respuesta ante los casos de autolesión puede ser complicada para el personal educativo. Para empezar, es recomendable que el centro tenga un protocolo de respuesta, que detalle cómo debe actuar cada uno de los profesionales ante un caso de autolesión, pero tener unas pautas o recomendaciones puede ayudar a los docentes a saber qué hacer, qué decir y cómo actuar con un alumno o una alumna que se autolesiona. 

Pautas de prevención universal en el ámbito educativo

Son prácticas educativas que tienen por objetivo entrenar habilidades y estrategias de afrontamiento al malestar adaptativas, y que serán beneficiosas para todo el alumnado. Algunas de ellas son:

  • Entrenar al alumnado en habilidades de regulación emocional y de solución de problemas. 
  • Entrenar al alumnado en habilidades sociales. 
  • Ofrecerles estrategias adaptativas de gestión del estrés.
  • Fomentar la práctica de la actividad física como estrategia de socialización entre iguales y de regulación emocional. 
  • Fomentar la vinculación a entidades y asociaciones con objetivo lúdico-social.
  • Realizar una correcta alfabetización en el uso de las redes sociales y los contenidos compartidos. 
  • Plantear el uso «preventivo» que pueden tener influencers, youtubers, etc... en la prevención de estas conductas.

¿Cómo puedo actuar con los alumnos que se autolesionan? 

Es importante que la persona que se autolesiona sienta que su profesor o profesora se interesa por ella, sin hacer de la autolesión el centro de las conversaciones y evitando que se conviertan en su identidad. Para ayudar a un alumno o alumna que se autolesiona es necesario escucharle con calma, respetar su privacidad y ofrecerle ayuda y disponibilidad en todo momento. No es fácil actuar en una situación de conducta autolesiva, pero algunas recomendaciones que te pueden ayudar son: 

  • Muestra una actitud de escucha, manteniendo la calma. 
  • Evita hablar de la autolesión del alumno o alumna con el grupo de clase. Hacerlo crea estigma y puede ser un factor de mantenimiento de la conducta. 
  • Evita complicidades con él o ella con frases como «si no te cortas más, no diré nada a nadie». Por el contrario, contacta con los padres e informa de lo sucedido. 
  • Evita dedicar una clase de tutoría a hablar de las autolesiones. Esto puede contribuir al contagio social. 
  • Interésate por él o ella en un sentido amplio, más allá de la conducta autolesiva. No preguntes «¿Cómo estás?» o «¿Te has cortado?», sino «¿Qué has hecho este fin de semana?» o «¿Qué planes tienes?». 
  • Centra tu intervención educativa en «¿Qué puedo hacer yo como profesor para que te sientas mejor en el instituto?»,«¿En qué te puedo ayudar para que te sientas mejor?».
  • No digas frases del tipo «No entiendo por qué te haces daño, si no tienes motivos reales para sentirte así». 
  • Pregúntale si hay algo de su vida que le preocupa, o que no va bien. 
  • Muestra interés por conocer qué piensa y qué siente, pero sin expresar juicios de valor.
  • Hazle saber que cuenta con tu apoyo para enfrentarse a estos momentos de su vida. 
  • Proporciónale actividades alternativas a hacerse daño. 
  • Facilítale que pueda seguir el curso con la mayor normalidad posible.
  • Pídele que lleve cubiertas las heridas, para evitar el estigma y la atención social positiva que puede contribuir a mantener las autolesiones activas.
Considero que he aprendido algo después de leer este contenido.
Este contenido no sustituye la labor de los equipos profesionales de la salud. Si piensas que necesitas ayuda, consulta con tu profesional de referencia.
Publicación: 20 de Diciembre de 2023
Última modificación: 17 de Enero de 2024
Joaquim Puntí Vidal

Joaquim Puntí Vidal

Psicólogo clínico. Coordinador de la Cartera de Servicios de tratamiento psicológico Infantojuvenil y de Hospital de día de salud mental de adolescentes
Consorci Corporació Sanitaria Parc Taulí de Sabadell